Panel de Acceso

Sistema de Servicios en Línea



1

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE SANTIAGO | SEDE SANTIAGO

La recuperación del debate sobre la naturaleza del sentido de la Universidad Dominicana como criterio de calidad de hoy

Publicado por Rectoría en julio 24, 2018

Muchas de las respuestas que en la actualidad se buscan para acotar y hacer realista el concepto de calidad educativa en el nivel universitario pasan por profundizar el debate y replantearse las finalidades que persigue la universidad tanto en el nivel local – nacional como en el mundial. El nexo entre calidad y finalidad es indiscutible a la hora de hacer un examen sobre cómo debe ser la universidad o qué se espera que sea.

Examinar la finalidad de la Universidad Dominicana, es de por si un tema especialmente complejo, y más si se analiza históricamente, pues no requiere hablar de métodos didácticos, currículos, evaluación o materiales de enseñanza. Enfocar la finalidad hace referencia a la idea siguiente: hablar de educación es ante todo hablar del modelo de hombre que se desea formar. Esto supone entrar al terreno de la utopía del hombre y su sociedad, ese conjunto de visiones donde se cimentan, se fundan y a los que se dirigen los procesos a los que llamamos educación. Conocer la finalidad educativa de la universidad se justifica para poder saber cómo ha ido evolucionando, cómo está y cómo puede ser el propio concepto de universidad y la acción universitaria.

Durante la dictadura trujillista se ha podido comprobar –una vez más, en la teoría educativa- la profunda vinculación que existe entre los deseos de perpetuación de los regímenes políticos y las finalidades educativas para ello. Nada era ajeno a la dictadura, menos la universidad que fue una hebra del poder establecido y del que él mismo se sirvió incluso a nivel personal, en múltiples ocasiones. La extinción de la dictadura abrió un camino tortuoso a la comunidad universitaria que agitó el debate sobre los diversos aspectos que la nueva sociedad dominicana necesitaba dilucidar, encontrando en la universidad personas, liderazgos y alternativas de cambio que afectarían también la propia concepción de universidad.

El gesto más significativo de la etapa universitaria post trujillista relacionado con el debate sobre la naturaleza y finalidad universitaria lo encontramos en el Movimiento Renovador Universitario (MRU), que fue la expresión más nítida de redefinición universitaria. Este movimiento buscó superar el concepto de universidad arcaica, y pretendió otorgar a la universidad una finalidad más sustanciosa acorde con su naturaleza y condición universal como espacio de búsqueda de la verdad, del porvenir de la sociedad y del afianzamiento de los valores del hombre.

Aunque ninguna universidad ha dejado de plantearse el tema de la finalidad –y con ello el de identidad- de la universidad así sean de tipo castrense, tecno científica, humanista o religiosa, se percibe una diversidad de concepciones y valores educativos muchas veces superpuestos o mezclados en cada institución.

El reto actual en materia de finalidad educativa en la universidad dominicana pasa por encontrar conceptos unívocos de lo que tiene que ser la Universidad para el individuo, el país, la sociedad y la cultura universal. Sólo bajo este tipo de precisiones de carácter teleológico, de finalidad, es que es posible hablar de calidad educativa y ese es nuestro reto: empezar a debatir el sentido de la universidad y construir la calidad –y sus indicadores y mediciones- a partir de modelos de país que tomen la realidad, sus utopías y evalúen también los nuevos estándares de la calidad de educación superior a nivel mundial. Nada se logra con la creación de finalidades y escalas de calidad domésticas. El MRU es un gran antecedente histórico dominicano que recogió este universal espíritu y que es preciso redescubrir en tiempos de crisis global. Por ello, El reto de la finalidad universitaria debe ser el reto de la calidad educativa.

Tomado de escueladegraduadosdeutesa.blogspot.com


Perfil Histórico

UTESA surgió en un momento en que el país requería personal calificado en las áreas técnicas y profesionales.

  • 1974
  • 1976
  • 1978
  • 1983
  • 1986
  • 1993
  • 2004
  • 2008
  • 2012
  • 2016
  • Inicio de labores formales

    La Universidad Tecnológica de Santiago, UTESA surgió en un momento en que el país requería personal calificado en las áreas técnicas y profesionales. Enmarcada en su Junta Fundadora, inicia sus labores formales el 12 de noviembre de 1974. Esta institución inició sus labores formales en el semestre académico enero-Julio de 1975, con las Carreras de Secretariado Ejecutivo Bilingüe y Licenciatura de Administración de Empresas, Contaduría Pública y Economía, así como la Facultad de Arquitectura. UTESA se caracterizó desde sus inicios por su tendencia a la creación de extensiones, bajo el nombre de Recintos.

  • Logro de Personería Jurídica

    La nueva institución surge amparada por una Junta Fundadora, denominada Asociación Universidad Tecnológica de Santiago, y el 19 de abril de 1976 adquiere su Personería Jurídica en virtud del Decreto del Poder Ejecutivo No. 1944.

  • Autorizados a expedir títulos académicos

    Su desarrollo y crecimiento la convirtieron en una Institución de proyección, por lo que el Poder Ejecutivo mediante el Decreto No. 3432, del 7 de junio de 1978 autoriza a la Universidad Tecnológica de Santiago, UTESA a expedir títulos académicos con los mismos alcances, fuerza y validez que tienen los expedidos por las instituciones Oficiales o Autónomas de igual categoría. A partir del 1979 y respondiendo al llamado de la sociedad, se crean nuevas carreras en el área de las Humanidades, tales como: Educación y Psicología, con sus respectivas menciones. Se crearon, las Facultad de Ciencias de la Salud con las carreras de Medicina, Veterinaria y Zootecnia y Fármaco-Bioquímica. Además, Derecho y Comunicación Social.

  • Recinto Santo Domingo de Guzmán

    En 1983, la Universidad establece su primer Recinto en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, el cual cuenta hoy con los Campus Central de Herrera, Máximo Gómez, San Carlos y Zona Oriental. Con esta decisión, se fortalece su política extensionista, que unida a la experiencia y calidad de los programas de estudios, favorece las personalidades representativas de los sectores públicos y privados de otras localidades de la Región del Cibao.

  • Recintos Mao, Moca y Puerto Plata

    Tres años más tarde, se crean los Recintos Mao, Moca y Puerto Plata; en el año 1986, que repetían parte de la Oferta Académica aprobada para la Sede y adaptada a las circunstancias y demandas de las zonas geográficas donde estaban operando. Durante más de 20 años, UTESA estuvo respondiendo a la demanda de la Sociedad Dominicana, en la formación de profesionales capacitados para atender a las exigencias del desarrollo nacional.

  • Universidad-Empresa

    En 1993, con el objetivo de vincular las labores académicas a realizaciones especificas del campo empresarial, se crea la Dirección Universidad-Empresa, desarrollando los siguientes proyectos: Procesadora de Cárnicos, PRODECAR – UTESA, Agropecuaria de Investigación y Desarrollo, GAIDU- UTESA, Centro de Servicios Especializados, CEDESE. Además, se da la apertura para la Sede y los Recintos a la Escuela de Idiomas UTESA English School, y el Colegio Utesiano de Estudios Integrados CUEI – UTESA, en la Sede y el Recinto Santo Domingo de Guzmán.

  • Ejercicio pleno de autonomía

    En el año 2004, UTESA, recibió el conocimiento de la Autonomía que le permitía una gestión administrativa independiente mediante la Resolución No. 31-2002, del Consejo Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, CONECyT.

  • Recinto Dajabón

    Una vez más, y respondiendo a las exigencias de las demandas locales, UTESA, vio la necesidad de abrir un nuevo Recinto en la ciudad de Dajabón, que comienza a operar en el año 2008. La decisión se justificó como opción estratégica por el papel que la Provincia de Dajabón desempeña como zona fronteriza en las relaciones económicas entre los dos países Haití y República Dominicana.

  • Recintos Gaspar Hernández y Santo Domingo Oriental

    Las últimas decisiones en cuanto a la creación de nuevas extensiones se produjeron en el año 2012, con la apertura de los Recintos Gaspar Hernández en la zona Norte del País, y el Recinto Santo Domingo Oriental en la parte Este de la provincia de Santo Domingo.

  • Sistema Corporativo

    En Junio de 2016, UTESA, en un proceso de actualización-integración, en el ambiente internacional dela globalización, se presenta a sí misma bajo el esquema de un Sistema Corporativo en el que están integradas las estructuras que hasta el momento habían operado como Recintos Universitarios, dependientes de la Sede en Santiago de los Caballeros. El Sistema Corporativo de la Universidad Tecnológica de Santiago, presenta, por consiguiente, una estructura con ocho Recintos que operan de forma descentralizada como unidades de Educación Superior: UTESA-Sede, Santiago de los Caballeros, UTESA-Santo Domingo de Guzmán, UTESA-Mao, UTESA-Moca, UTESA-Puerto Plata, UTESA-Dajabón, UTESA-Gaspar Hernández y UTESA-Santo Domingo Oriental.

recorrido por el campus

Edificio de Ciencias de la Salud
Edificio A
Edificio B
Edificio B
Edificio de las Ingenierías
Acceso al Edificio C
Biblioteca Maestra Ercilia Pepín
Sala de Lectura